Uncategorized

Posturas sexuales gay

En este caso y al estar arriba, es el pasivo quien marca el ritmo de la penetración mientras el chico activo se encarga de disfrutar plenamente el encuentro. Aquí el chico pasivo toma el control, marca el ritmo y disfruta plenamente de este encuentro. Sus manos libres permiten que se masturbe mientras es penetrado por su pareja, una experiencia que resulta deliciosa.

Compartir en: Por Laura Ruiz. También te puede interesar: Las mejores posturas sexuales para micropenes. Su valoración: Mi primera relación fue con mi primo hermano, y me casé con una mujer pero igual tengo deseos con él La intensidad, fuerza y profundidad de la penetración depende de la forma en que el activo encaje sus propias caderas entre las de su compañero. El activo tiene libertad para acariciar el pecho, el torso o el pene de su compañero, y de la misma manera ambos amantes se encuentran cara a cara.

7 mejores posturas sexuales para gays

En esta postura el hombre que desempeña el papel pasivo se tumba sobre su espalda con sus rodillas flexionadas sobre su pecho y los pies apoyados en los hombros del hombre que desempeña el papel activo, que utiliza sus rodillas y pies para la penetración. En esta posición el pasivo se tumba sobre su espalda, flexionando una pierna ya poyando la otra sobre el hombro de su compañero que, de rodillas, lleva a cabo la penetración.


  • Las relaciones sexuales gays: ¡a por las zonas erógenas!.
  • milanuncios gay vitoria;
  • kem bacoe có chất gây ung thư;
  • El ABC de las prácticas sexuales gays.

Se mantiene el contacto visual de los amantes y el pasivo puede jugar con su pene, si se le deja una mano libre, o acariciarlo contra el vientre de su pareja. Entre los inconvenientes quedan anulados los besos y se requiere también un gran aguante físico por parte del activo. El activo puede estimular con la mano el pecho, el torso y el pene de su compañero activo.

Estas son las 8 mejores posturas para el sexo anal

Al no verse los amantes cara a cara cabe mayor juego para la fantasía sexual, cada cual puede imaginarse teniendo la relación con quien se le antoje. Para realizar esta postura, el chico que va a ser penetrado debe tumbarse sobre una superficie con las piernas dobladas llevadas hacia el pecho. La penetración en esta posición es muy, muy profunda puesto que el ano se relaja, siendo el chico activo el que controla el movimiento.

Si se quieres variar de postura nosotros recomendamos que se pase a la de la gran V, ya que no requiere interrumpir la penetración. El activo se sienta con las piernas entreabiertas mientras que el pasivo se sienta sobre él, guiando el pene de su compañero para la penetración.

En esta postura es el pasivo, apoyado en sus brazos y pies, el que marca el ritmo, fuerza e intensidad de la penetración de su compañero, que poco puede hacer al tener todo el peso de aquél sobre sí. Entre los inconvenientes se encuentra que los amantes no se pueden besar y el pasivo requiere tener una gran fuerza física por todo el esfuerzo que realiza. Tomada de aquella famosa leyenda de las penitenciarias en las que al recluso que se agachara a recoger el jabon que se le caía exponía su culo y no lo perdonaban, esta posición rememora lo mejor de perder ese artículo.

Penetrado en todas las posturas posibles

El activo debe sujetar a su compañero por la cintura para evitar empujarlo hacia adelante con el impulso del vaiven. Ambos pueden controlar el ritmo. Al estar ambos amantes cara acara se favorece el contacto visual, mientras que el activo puede con la mano que no sostiene a su compañero jugar y acariciar su pecho, su cuello, su torso o su pene. Entre los inconvenientes, logran flexibilidad y fuerza física que se requiere en el pasivo. Entre las ventajas de esta postura el activo puede besar el cuello de su pareja, incrementando su excitación, o jugando con sus manos en el pene de su compañero, que queda libre para ello.

Oral Sex Posiciones gay

Entre los inconvenientes,al ser una postura que dificulta una penetración profunda y que favorece la calma,puede aburrir a ciertas parejas. El pasivo se extiende de espaldas sobre el piso y el activo se monta sobre él pero al revés, pies con cabeza. El pasivo proyecta el ano hacia arriba de forma que su compañero lo pueda penetrar. No es una penetración profunda.

¿Cómo tener sexo gay? ABC sobre las prácticas sexuales y posturas gay

El activo debe poner las rodillas en el piso y apoyar los codos para poder darse impulso, aunque el ritmo pueden llevarlo moviéndose hacia abajo y hacia arriba, cualquiera de los dos. La variedad de posiciones y sensaciones por conocer y explorar te podría sorprender. Vamos, anímate a explorar y conocer todas las buena nuevas que el sexo anal homosexual tiene para ti… 1. El pasivo puede optar por apoyarse con los codos en vez que con los brazos, para así masturbarse… 3.